ValladolidWebMusical - crónicas - festival de la guitarra de Córdoba  
   
 

 

  LARRY CARLTON with ROBBEN FORD. 2007

Larry Carlton y Robben Ford, guitarras
Travis Carlton, bajo eléctrico
Toss Panos, batería


6 de julio de 2007. 23:30h.
Teatro de la Axerquía, Córdoba.
Aforo: media entrada.


Una apacible noche de verano en Córdoba. Perfecta para un concierto de blues, ¿no? Pues sí, claro, y si se trata de Larry Carlton, mejor. Claro, claro... ¿Larry qé? Sí, hombre, Larry Carlton. Además estará Robben Ford de artista invitado. ¿Robben qé? Espera, qe me he perdido.
Y es qe uno es un poco catetillo. Fui al Teatro de la Axerquía a ver qé se cocía, no había ni oído hablar de Larry Carlton (es lo qe tiene una adolescencia forjada entre el grunge y el metal). Tenía delito, porqe lo qe se oyó aqella noche fue muy bueno.
Salieron a escena Larry Carlton y Robben Ford junto con los restantes músicos y empezaron sin más. Sonaba a blues y tenía alma de blues con ritmo funkilón. Qé delicia escuchar esas guitarras de sonido ligeramente rugiente, y además juntas. Primera grata sorpresa: ahí no había un Larry Carlton qe invitaba a tocar a un Robben Ford, había una banda con dos guitarristas. El sabor a jazz lo impregnaba todo y Carlton bailoteaba divertido y conseguía qe bailoteásemos. Robben Ford andaba más atento al diálogo con su guitarra, pero comunicativo en todo caso.
Tocaron unos cuantos temas entre dicharacheros y sentidos, haciendo realidad esa maravillosa paradoja qe por definición es el blues. Luego Carlton dejó qe Ford tocase un par de temas solo con la banda y seguidamente Ford dejó qe Carlton tocase otro par, lo qe vino a confirmar qe era un concierto entre dos iguales. La segunda sorpresa de la noche fue escuchar a Robben Ford: a pesar de una cierta paja mental qe nos perdió un poco en uno de los temas lentos, donde divagó en exceso y pareciendo no saber adónde, mostró en general mayor expresividad y riqeza en sus registros qe Carlton.

El concierto continuó con varios mano a mano entre ambos, con la omnipresente pentatónica como sabia sacerdotisa. ¿Qién se qeja de la pentatónica? Otros con dos notas más, con las doce o incluso con microtonos no hacen tanta música como la qe hicieron estos dos monstruos aqella noche: conmovedora combinación la de pentatónicas tocadas con alma y guitarras rugientes. No me extrañaba qe se hubieran juntado, formaban una muy buena pareja, muy cómplices ellos y haciéndonos pasar grandes momentos. En cuanto a los demás, unos fieras, una base rítmica totalmente compacta fue el soporte absoluto de todo el concierto. El batería mantuvo el gruf adecuado para cada instante y el bajista además de llevar su línea introducía ocasionalmente detallitos, fragmentos de los riffs y cosas así, casi sin qe te dieses cuenta, y cuando te la dabas pensabas: "qé fino".
El público, qe no llenaba el teatro con su sola presencia (cabe muuucha gente ahí), sí lo llenó con su entrega, allí no se aburrió nadie. Al final pedimos un bis a gritos y lo tuvimos. Para el abajo firmante había sido una velada inmejorable y todo un descubrimiento. La noche, temperatura de verano, blues, jazz, Carlton y Ford y bonitas vistas de la Mezquita desde el teatro. Si no estuviste en la Axerquía aquella noche, no sabes lo qe te perdiste.

-Trabas.

 

comentarios ? =>