FÁTIMA MIRANDA :
                                                           “PerVERSIONES”
                                                                                

Festival de Otoño en Primavera, CAM
Teatros del Canal, Madrid, 31 de mayo, 2011

por Maguil.
foto Juanjo Delgado

Imágenes para proyección: Chema Madoz
Voz: Fátima Miranda, piano: M A Alonso Mirón

¿Es posible mantener encandilado al público más de hora y media con un recital de voz y piano sobre temas musicales conocidos y reconocidos por el gran público? ¿Arrancarle casi diez minutos de aplausos después? Pues la salmantina Fátima Miranda lo consigue.

Vi el estreno en enero en Guarda, con muchos elementos por ajustar. Espectáculo complicado porque exige mucha precisión voz-piano-proyecciones, pero ahora funciona como a ella le gusta: como un reloj suizo.

El programa consta de siete atmósferas escénicas y musicales, cada una integra tres o cuatro temas reconocibles, que contribuyen a dar forma a un sentimiento. Desde el inicial “ruegos y preguntas a los dioses” hasta los “adioses” finales, vamos transitando espacios, paisajes musicales como “lágrimas”, “lucha libre” o “lo jamón no quita lo Japón”…formulación sincrética que aúna la espiritualidad japonesa con la materialidad carnal de los productos de la tierra salmantina: jamón, toro…serranas!!

Decir que Fátima Miranda es una virtuosa de la voz es no decir nada. Dominio de las cuatro octavas que exhibe su garganta, modulación en agudos imposible de igualar, un trabajo de armónicos y resonadores envidia de las mejores cantantes y actrices patrias!! ¿Quién da más?...pero, pese a la espectacularidad de sus “puestas en escena”, la Miranda huye del circo, del “más difícil todavía”…para adentrarse en un mundo poético, vocal, musical y escénico propio y muy contenido, eficaz. Sería un recurso fácil cargar expresivamente temas musicales como Strange Fruit, Alfonsina y el mar, la Bámbola, Walk on the wild side o La Internacional…pero se queda a las puertas...en equilibrio inestable, sin caer en el esperpento o la melancolía fácil. No, todo tiene un sentido que se va descubriendo lenta, pausadamente, a lo largo de estas dos horas de vocalismo extremo pero nunca estridente.

¿Qué más decir?...bueno…quizá, al hacer el espectáculo sin descanso ¿se pasa un poco de tiempo?...puede ser, ¡Fátima es tan generosa con el público!…pero yo no sabría de qué pieza prescindir.

Hay que ver este gran espectáculo vocal en los lugares apropiados de Castilla y León. Que para apreciar el talento de esta gran creadora salmantina tengamos que ir a Madrid, Valencia, Lisboa, Berlín o Guarda no deja de ser una dejación de funciones de nuestras instituciones culturales a la que hay que poner remedio ya.

Maguil.- mayo (15M) 2011.
                                                                              www.fatima-miranda.com


cylcultural.org         crónicas